¿Qué son las políticas corporativas?

Cada tipo de negocio necesita seguir ciertas normas y reglas, para que pueda funcionar satisfactoriamente y tener la oportunidad de  lograr resultados extraordinarios en su mercado. 

En este contexto, es importante que sepamos que existen reglas externas a la empresa, en las que todos deben seguir e insertarse, como las relacionadas con impuestos, empleo, competencia, entre otras, así como las referidas a procedimientos internos. de la organización, que sirven para guiar las acciones internas que se realizan, además del comportamiento de todos los que forman parte del negocio. 

Estas normas y estándares internos de las empresas se denominan políticas corporativas, que es exactamente el tema que abordaré en el artículo de hoy. Sígueme en esta poderosa lectura y comprende un poco más sobre este tema.  

Definición de políticas comerciales

Cada una de las empresas que se inserta en el mercado actual tiene sus propias características y formas de posicionarse. Esto sucede principalmente con respecto a los productos y servicios que ofrece en su segmento, la forma en que se relaciona con sus principales partes interesadas, que son sus consumidores, empleados y proveedores, y también la forma en que los administradores y directores eligen liderar la organización en su conjunto. 

Cuando reflexionamos sobre estos puntos, nos vemos obligados a analizar y tratar de comprender, en mayor profundidad, el concepto de política corporativa, que no es más que la guía de definiciones estratégicas, consideradas como los fundamentos principales de la organización. Básicamente, las políticas internas, los parámetros, las pautas o las pautas facilitan y sirven de base para el proceso de toma de decisiones en cualquier nivel de la empresa. 

Todas las empresas tienen características y pautas específicas sobre cómo tratar con clientes, empleados, proveedores, productos, servicios y, principalmente, con la administración de empresas. 

En este sentido, la política corporativa estandariza el lenguaje utilizado en todos los departamentos y operaciones, de modo que la comunicación entre todos los que forman parte del negocio se entiendan y se alineen en la vida profesional diaria, en el sentido de caminar juntos, para lograr del éxito.

Tipos de políticas comerciales

Una vez que comprenda mejor de qué se tratan las políticas comerciales, vea qué tipos existen a continuación:

– Políticas internas: guían y regulan las relaciones entre los empleados de la organización; 

– Políticas externas: guiar la relación de la empresa con otros grupos; 

– Políticas establecidas: provienen de los objetivos, desafíos y metas establecidos por la administración, es decir, se trata de la delimitación de cuestiones estratégicas o tácticas; 

– Políticas solicitadas: son el resultado de solicitudes de subordinados a la gerencia: están relacionadas con problemas operativos; 

– Políticas impuestas: derivadas de factores ambientales, como el gobierno, el sistema financiero, los sindicatos, etc. 

– Políticas explícitas: aquellas que siempre deben formalizarse en documentos;
– Políticas implícitas: se refiere a políticas que no necesitan formalización y se basan en la tradición, los usos y las costumbres de la organización. 

La importancia de la política empresarial.

La política comercial es uno de los factores más importantes en una corporación. Todos y cada uno de los tipos de emprendedor, emprendedor, líder y gerente deben dedicar tiempo a su elaboración, de modo que sea posible alcanzar metas y objetivos que lleven a la empresa al anhelado éxito. 

Ante este punto, los invito a seguir siguiéndome, a comprender algunas otras razones que hacen que la creación de políticas corporativas dentro de las empresas sea tan importante. Revisa:

Regula el desempeño de la empresa.

La primera razón por la cual los emprendedores, gerentes y emprendedores tienen que definir sus políticas corporativas es que establecen las bases de la organización a través de la definición de los objetivos, desafíos y metas que deben lograrse y lo que cada uno puede hacer dentro de este marco. proceso. 

Con base en la misión y visión de la compañía, las políticas pueden definir claramente los objetivos de la organización, proporcionando un mejor uso de las fortalezas, reduciendo las debilidades y determinando el diferencial de la compañía en relación con la competencia.

Da dirección

Como CEO de una empresa, en varias ocasiones, me encontré enfrentando conflictos y momentos en los que tenía que tomar decisiones que podrían cambiar el curso de las cosas dentro de la organización. En situaciones como esta, en las que prácticamente no sabía qué camino tomar o elegir hacer, lo que me ayudó y me dio dirección fueron las políticas comerciales que se definieron para el IBC. 

Por lo tanto, es posible concluir que al definir las políticas que la empresa debe seguir en sus acciones, el proceso de toma de decisiones se vuelve más fácil, ya que el CEO o los gerentes sabrán qué dirección tomar, decidiendo qué está alineado con las políticas que rigen el desempeño del negocio. 

Permite la creación de la imagen de marca.

Otro punto que hace que las políticas corporativas sean algo importante es el hecho de que contribuye a los tipos de negocios más diversos para crear la imagen de su marca en el mercado en el que operan. Esto sucede, debido a la posibilidad de que brinden a las personas más información sobre la misión, la visión y los valores organizacionales, así como su forma de posicionarse en su segmento. 

A partir de esto, se genera el boca a boca, no solo entre los clientes, sino también entre proveedores, socios y competidores, que pueden ser tanto positivos como negativos, dependiendo de la impresión causada por sus acciones.

¿Cómo posicionarse? 

Las políticas corporativas también sirven para ayudar a las empresas a posicionarse en el segmento en el que operan. Esto se debe a que son pautas que ayudan al emprendedor a definir los objetivos más amplios que desea alcanzar a lo largo de su carrera. 

Estos objetivos pueden referirse tanto a la definición de políticas centradas en los clientes, como al desarrollo de acciones sostenibles, que beneficien a empleados, proveedores y socios, entre muchos otros. 

Haz lo que predicas

Desde el momento en que una empresa define que sus políticas se orientarán hacia la protección del medio ambiente y la mejora de su capital humano, es esencial que ponga en práctica acciones para implementar lo que predica. 

Actuar de esta manera es extremadamente necesario, porque tomar medidas contrarias a las directrices y políticas corporativas pone a la empresa en riesgo de perder su credibilidad, generando así desconfianza, no solo en sus clientes, sino también en sus posibles socios y Proveedores. 

Claridad con respecto a la conducta esperada de todos

Algo de importancia real para cada tipo de empresa es la necesidad de dejar en claro, especialmente para los empleados, lo que se espera de cada uno de ellos. En este sentido, las políticas comerciales se aplican perfectamente, ya que los empresarios y gerentes pueden reunirse y desarrollar manuales de conducta para profesionales, de las políticas mismas, de los procesos y procedimientos organizacionales, manual financiero, entre otros, que guiarán el comportamiento y Las acciones de cada miembro que compone la empresa. 

Políticas comerciales X Valores personales

Como describí en este último ítem, uno de los factores que hacen que las políticas comerciales sean importantes para las organizaciones es la posibilidad de que les permitan crear parámetros capaces de dirigir la conducta y el comportamiento de los empleados, dejando en claro, para cada profesional, qué Se espera de ellos. 

Esta es una ganancia significativa para la empresa, ya que tendrá una mayor garantía de asertividad en sus acciones, ya que todos estarán conscientes de lo que debe hacerse para que se logren metas, objetivos y resultados extraordinarios, tanto interna como externamente. 

Otro punto que hace que este factor sea esencial y que ayuda a los empleados a comprender, con mayor claridad, si las políticas comerciales que la organización pone en práctica están de acuerdo con sus valores personales. Como existe una alineación en este sentido, las posibilidades de que la compañía tenga éxito en sus acciones, así como el éxito del profesional en su carrera, son significativas, ya que ambas trabajarán en asociación, de modo que haya un beneficio mutuo . 

Sin embargo, también es necesario tener en cuenta que lo contrario puede suceder. En otras palabras, la compañía puede dejar en claro sus políticas a sus empleados y a uno u otro para darse cuenta de que tales pautas no están de acuerdo con sus valores y principios personales y mucho menos con los objetivos profesionales que tienen para sí mismos. 

Si se configura este escenario, la probabilidad de que ocurran conflictos, generando inestabilidad en el entorno organizacional, aumenta considerablemente. Por lo tanto, tanto la empresa como los empleados se encontrarán en una situación compleja y pueden enfrentar problemas difíciles de resolver. 

En situaciones como esta, mi consejo es que hay un equilibrio entre ambas partes. En el caso del empleado, lo que puede hacer es analizar el escenario y ver cómo puede posicionarse, en el sentido de convertirse en un profesional más flexible y trabajar de una manera que satisfaga las expectativas de la organización, así como las suyas. 

La compañía, por otro lado, puede implementar nuevas políticas y acciones destinadas a rescatar a sus empleados insatisfechos, ofreciéndoles así la oportunidad de reinventarse y motivarse nuevamente, para que, de esta manera, puedan continuar realizando un trabajo de excelencia que genera resultados realmente extraordinarios. para todos.

Cuando la empresa y el empleado trabajan para mantener sus intereses alineados, las posibilidades de que todos se beneficien de este cambio de perspectiva y comportamiento aumentan considerablemente. Por lo tanto, es esencial que las políticas corporativas y los valores personales se analicen cuidadosamente, para que no haya pérdidas, ni siquiera para la organización y mucho menos para el empleado. 

En este contexto, el equilibrio lo es todo y debe mantenerse de todas las formas posibles. 

¿Cómo definir las políticas corporativas de su empresa?

Como dije al comienzo de este contenido, cada empresa es única y tiene sus propias características, puntos que deben tenerse en cuenta principalmente al definir sus políticas corporativas. 

Sin embargo, hay puntos en común, que también deben tenerse en cuenta, para que la preparación de estas pautas sea lo más asertiva posible y contribuya al logro de las metas y objetivos por parte de todos los involucrados en los procesos organizacionales. 

Mira cuáles son estos puntos:

  • Misión, visión y valores organizacionales: estos factores proporcionan una mayor claridad sobre quién es la empresa y cómo quiere posicionarse y ser vista en el mercado por sus partes interesadas;
  • Lista de objetivos: hacer una lista de los objetivos a alcanzar, permite la creación de un manual preciso, que contiene los caminos que se espera que cada uno siga en el entorno organizacional;
  • Procesos y procedimientos: también enumerar las tareas y actividades diarias realizadas dentro del negocio le permitirá tener una mejor idea de lo que debe hacerse para que la empresa funcione en buenas condiciones;
  • Problemas y soluciones: en este proceso, es esencial pensar en los problemas y soluciones que ocurren con frecuencia en la empresa y que se resolverán desde el momento en que se implementen las políticas corporativas;
  • Prepare políticas comerciales: tan pronto como usted y su equipo analicen todos estos puntos que mencioné en detalle, ya podrá definir las políticas que desea implementar en la empresa, para que todo salga de la mejor manera posible y los empleados lleguen a la cima desempeño en sus áreas de especialización. 

Puede parecer laborioso, pero pensar y definir estas pautas permitirá que todo funcione bien en la empresa y, por lo tanto, se lograrán resultados realmente extraordinarios. 

¡Invierte en él y mucho éxito en tu viaje!