¿Qué es una lluvia de ideas? – Descubre cómo aplicarlo en tu vida diaria

Brainstorm es una metodología de generación de ideas que generalmente se aplica en grupos, pero también se puede hacer de forma individual. La expresión, que proviene del inglés, significa algo así como una tormenta de ideas y, metafóricamente, esto es realmente lo que sucede. Los participantes presentan sus pensamientos relacionados con el tema en cuestión sin juzgarlos, lo cual es genial porque estimula el potencial creativo y hace que el proceso sea más eficiente.

Alex Osborn, un publicista norteamericano que creó la técnica, se basó en la idea de que es más fácil suavizar una idea que parece una locura que crearla desde cero. Siga para obtener más información sobre el método y consulte los consejos sobre cómo aplicarlo en su vida diaria.

Principales beneficios de la lluvia de ideas

En 1939, el publicista Alex Faickney Osborn desarrolló la técnica de lluvia de ideas para satisfacer la necesidad de su agencia. Insatisfecho con las campañas creadas por sus empleados, comenzó a pensar en algo que estimularía la capacidad creativa del equipo, porque sabía que había potencial para más de lo que estaban entregando.

Durante muchos años, solo se logró internamente, solo en 1953 que Osborn decidió publicar su creación y compartirla con el mundo. Por lo tanto, las empresas y profesionales que trabajan de forma independiente comenzaron a utilizar la práctica para encontrar soluciones a diferentes problemas, desarrollar productos y servicios, además de otras actividades que implican la creación de ideas.

Vea cuáles son los principales beneficios que puede ofrecer el método.

1 – Obtenga otras perspectivas sobre un problema

Es común que los grupos de lluvia de ideas contengan profesionales de diferentes áreas de la empresa. Después de todo, a menudo, los extraños pueden aportar nuevas perspectivas y ayudar a otros a ver puntos ocultos para quienes viven con el problema de cerca. Esto es muy interesante para las empresas, ya que crea una atmósfera de colaboración entre empleados de diferentes sectores.

2 – Construyendo ideas juntos

Una lluvia de ideas no es un proceso mágico en el que las ideas salen perfectas y completas. Es una metodología que les permite crearse juntos. Así, un participante cita algo que estimula el pensamiento de los demás, que pueden continuar complementando su pensamiento hasta llegar a una solución efectiva para la demanda en cuestión.

3 – Mejoras en áreas en las que nadie había pensado

Es bastante común que durante una sesión de lluvia de ideas surjan ideas para mejorar áreas que ni siquiera estaban en la agenda . Esto se debe a los incentivos para que los participantes piensen fuera de la caja. De esta manera, la empresa puede realizar mejoras en productos y procesos que nadie se había dado cuenta de que era necesario.

4 – Crear listas de ideas que se pueden usar en el futuro

En cada reunión de lluvia de ideas, debe haber al menos un miembro responsable de escribir todas las ideas. Como la lista tiende a ser larga, no se pueden usar todos para el tema central, sin embargo, se pueden guardar para implementarlos en otro momento. Por lo tanto, se crea una base de datos con ideas que pueden ser muy útiles en el futuro.

5 – Fortalecimiento del trabajo en equipo

Cada miembro de una reunión de lluvia de ideas es importante, porque es a través de la participación de todos que las ideas surgen y se resumen. Esto genera un fortalecimiento del trabajo en equipo , lo que beneficiará la relación de los empleados a diario y, como consecuencia, contribuirá a una mayor calidad y productividad.

6 – Mejoras en la comunicación interna

El hecho de que la lluvia de ideas se lleve a cabo en grupo ayuda a mejorar la comunicación interna de la empresa, lo que se debe a la gran interacción durante la práctica. Los profesionales del equipo tienen la oportunidad de conocerse mejor, lo que los acerca y facilita el diálogo, incluso cuando ya no están en medio de una reunión de lluvia de ideas.

7 – Los empleados se sienten más cómodos para exponer ideas

Un requisito esencial para una reunión de lluvia de ideas exitosa es el pensamiento sin prejuicios. Después de todo, por extraño que sea un pensamiento, puede ser el comienzo de una idea fantástica. Con esto, incluso los empleados más tímidos y reservados comienzan a dejar ir debido a la atmósfera ligera de la reunión. Con más gente a gusto, los niveles de creatividad e innovación aumentan considerablemente.

10 consejos prácticos para una lluvia de ideas exitosa

Una vez que comprenda qué es una lluvia de ideas y conozca sus beneficios, consulte algunos consejos para aplicar la técnica de la manera correcta y obtener resultados extraordinarios.

1 – Establecer objetivos para la lluvia de ideas

Para que una sesión de lluvia de ideas sea exitosa, es imperativo que todos los participantes conozcan los objetivos de la reunión. Por lo tanto, todos alinearán sus mentes y lo dirigirán al destino correcto. Es necesario que el organizador aclare por qué todos están reunidos, el problema para el que buscan una solución, los requisitos, las restricciones involucradas y los resultados deseados.

2 – Tenga cuidado al elegir participantes

La elección de los participantes es un punto más que puede marcar la diferencia en el resultado de una lluvia de ideas. En primer lugar, debe evitar grupos muy grandes, unas cinco o seis personas son ideales, pero si necesita incluir a otros empleados, es importante que no supere los doce. Es interesante diversificar e incluir personas de diferentes áreas y niveles de trabajo, formando así un equipo con mentes complementarias, lo cual es excelente para el proceso.

3 – Guía a los participantes para prepararse para la reunión

Para una sesión de lluvia de ideas realmente productiva, es interesante darles a los participantes una tarea. Cuando envíe la invitación a la reunión, que debe ocurrir al menos con un día de anticipación, pida a cada uno que presente ideas sobre un tema determinado. De esa manera, ya vendrán armados con material para sentirse más seguros y tendrán una base para comenzar la tormenta de ideas.

4 – Definir quién será el líder

Reunir a un grupo de personas y pedirles que expresen sus ideas sin ningún criterio no es suficiente para una sesión de lluvia de ideas exitosa. Es necesario tener a alguien que tome el rol de líder y sepa cómo organizar el proceso. Recordando que este líder debe actuar como un facilitador, alentando a todos a contribuir, y no como el centro de la reunión.

5 – Deja en claro que todas las ideas son bienvenidas

Es extremadamente importante dejar claro a los participantes que todas las ideas son bienvenidas. Y esto debe practicarse realmente, para que nadie se sienta tímido y tenga miedo de ver su idea considerada mala. Este es un paso indispensable, ya que es común que algunas personas dejen de exponer lo que están pensando por temor a ser ridiculizadas. Cuanto menos juicio haya, más libres se sentirán todos para crear y atreverse a ir más allá.

6 – Elige el momento adecuado

El cronograma es un detalle que puede marcar la diferencia para el éxito de una reunión de lluvia de ideas. Después de todo, la energía del ser humano tiende a oscilar durante todo el día y lo que se desea es que todos estén entusiasmados y con una mente lista para tener buenas ideas. Por lo tanto, es necesario evitar momentos cercanos al final de la jornada laboral, cuando todos ya se sienten cansados, y dar preferencia a la mañana, que es cuando la mente y el cuerpo descansan.

7 – Toma objetos que estimulen la creatividad

Las ayudas visuales pueden ayudar a estimular la mente, por lo que traer ciertos objetos a la reunión es una forma de enriquecer el proceso creativo. Si el objetivo está relacionado con el desarrollo de un producto, es interesante traer artículos que tengan que ver con lo que se busca. Si crea una campaña publicitaria, tener los productos a mano también ayudará a los participantes a involucrarse más y, a partir de eso, pueden surgir ideas fantásticas.

8 – Registrar todas las ideas presentadas

Un participante debe ser responsable de registrar todas las ideas presentadas, incluso aquellas que no se van a utilizar. Como se trata de una reunión con mucha información, el registro ayuda a evitar que algo importante se pase por alto. Además, como se mencionó anteriormente, esto crea una base de datos con ideas que se pueden utilizar en otras situaciones.

9 – Pídales a todos que dejen su teléfono celular apagado

Es esencial que todos los participantes se centren exclusivamente en el proceso creativo. Los teléfonos celulares y las computadoras deben mantenerse apagados. Los demás empleados de la empresa que no participen deben recibir instrucciones de no interrumpir. Este cuidado es necesario porque una conexión simple puede comprometer toda una cadena de ideas.

10 – Mantenga reuniones en diferentes lugares

Finalmente, siempre es una buena idea variar el lugar donde se llevan a cabo estas reuniones. A menudo, dentro de la propia empresa hay entornos que pueden ser más estimulantes que la oficina, tal vez un césped, un espacio para socializar, un lago. Cuanto más cómodos se sientan los participantes, mejor será para todo el grupo.

Henry Ford tiene una cita muy interesante que dice que reunirse para formar un equipo es un comienzo, permanecer juntos es un progreso y trabajar juntos es un éxito. Anime a sus empleados a trabajar juntos a través de reuniones de lluvia de ideas y lograr el éxito.