Incorporación en recursos humanos: qué es y cómo adoptar esta estrategia

¿Tiene su empresa estrategias de recursos humanos incorporadas para adaptar nuevos empleados ? De lo contrario, sepa que es importante ofrecer el apoyo adecuado para que los profesionales que llegan a la empresa puedan establecerse y tener el deseo de quedarse. Una estrategia que contribuye a retener el talento y también a reducir la rotación.

¿Qué es la incorporación de recursos humanos?

En inglés, a bordo significa embarcarse, por lo que la estrategia de incorporación no es más que el establecimiento de mecanismos de adaptación para permitir que el nuevo empleado se integre más fácilmente en la rutina y los valores de la organización. Muchos profesionales renuncian a buenas vacantes de empleo por el simple hecho de que no pueden sentirse cómodos en el entorno corporativo.

Estar contento con los deberes que debe asumir hace la diferencia para que alguien decida quedarse en un trabajo. Ser un nuevo empleado conlleva una serie de desafíos, como la necesidad de comprender sus roles, la necesidad de conocer a sus colegas (en general, ya integrados porque han estado juntos por más tiempo) y adaptarse a las reglas de este entorno corporativo. Es una gran cantidad de información para procesar a la vez, es relevante sentir que tiene el soporte adecuado.

Proceso de incorporación: ¿cuáles son sus beneficios?

Los objetivos del proceso de incorporación incluyen la integración de nuevos empleados de manera más efectiva, así como generar más compromiso por parte de ellos. A continuación, presentaré con más detalle los principales beneficios de adoptar esta estrategia para recibir nuevas contrataciones.

Reteniendo talento

Encontrar buenos profesionales para llenar las brechas corporativas es un proceso que involucra una gran complejidad e inversión financiera. Por lo tanto, es importante retener los talentos agregados al equipo. El proceso de adaptación del nuevo empleado lleva un promedio de tres meses, que es un momento crucial para que este profesional comprenda si quiere o no continuar en la fuerza laboral. El primer trimestre es crucial para que el individuo sepa si el medio ambiente está contribuyendo positivamente a su productividad .

Además de tener más oportunidades de retener un buen talento, el proceso de incorporación también ayuda al profesional a sentirse más inclinado a participar en el proceso diario de la corporación. Si no siente una identificación con la empresa, el individuo puede comenzar a pensar en buscar nuevas oportunidades.

Preparándose para los desafíos

La capacitación ofrecida a los empleados recién contratados facilita el proceso de enfrentar los desafíos que le esperan. No recibir orientación sobre las reglas de la organización, sobre dónde están los suministros de oficina y quién es quién, puede hacer que las personas se sientan intimidadas y, con eso, tendrán dificultades para integrarse en la nueva rutina.

Más que servir como preparación para las funciones técnicas, el período de incorporación ayuda a la persona a comprender de qué se trata el entorno en el que está entrando y cómo puede tener más éxito en la realización de interacciones. Facilitar el momento de recién llegado puede ser interesante para el empleado para entregar su máximo potencial.

Productividad en menos tiempo.

Los profesionales que se integran más fácilmente en el entorno en el que están llegando, se vuelven productivos más rápidamente. El individuo que puede entender hacia dónde está pisando y cómo usar las herramientas para su ventaja comienza a producir de manera más efectiva. El tiempo en que el empleado se pierde en relación con las reglas y el funcionamiento de la empresa es el período en el que no será productivo.

Si esta fase continúa demasiado tiempo, además de causar daños a la empresa, también crea un sentimiento de no pertenencia en el individuo, algo que corrobora el deseo de buscar otro trabajo. No es cómodo ser la persona que no puede producir dentro de la empresa a la que llega.

Reducción de facturación

Una organización con una alta rotación es una organización con problemas serios, ya que siempre está experimentando situaciones de departamentos con poco personal y la necesidad de capacitar a nuevos empleados. Tener constantemente individuos en preparación para asumir roles significa que no tienes un equipo completo la mayor parte del tiempo.

Al identificar un número significativo de desconexiones, es interesante invertir más profundamente en saber cuáles son las razones para que esto suceda, la falta de una buena estrategia de incorporación puede ser uno de esos factores. Compruebe la duración media de la estancia de los empleados, si es inferior a seis meses, revise la integración de las nuevas contrataciones.

¿Cómo adoptar una estrategia de incorporación?

Ahora que sabe lo importante que es tener una estrategia de adaptabilidad para los nuevos empleados, le gustaría consultar los consejos sobre cómo adoptar una estrategia de incorporación que he enumerado a continuación. Debo decir, en primer lugar, que es obligación de RR.HH. llevar a cabo este proceso de recepción e integración.

1 – Gerente dedicado al proceso de incorporación

El líder del equipo que va a recibir a un nuevo empleado debe ser notificado sobre la llegada del profesional con cierta anticipación, para que pueda prepararse para recibirlo adecuadamente. El sector de recursos humanos puede crear un sistema para enviar alertas por correo electrónico, una estrategia adoptada por Google para integrar de manera asertiva las nuevas contrataciones.

2 – Seguimiento

Los empleados recién llegados deben ser monitoreados de cerca por un empleado senior de la compañía, de modo que tengan a alguien para responder cualquier pregunta sobre el uso de la estructura corporativa o incluso sus funciones. A menudo, los nuevos empleados se sienten perdidos y, sin tener una relación con nadie, no pueden aclarar sus dudas. La idea es tener a alguien que guíe a los recién llegados para que se sientan más cómodos.

3 – Integración con el uso de la intranet

Introducir la intranet de la corporación al nuevo empleado es un paso importante para integrarlos en el entorno de trabajo. Además de mostrar cómo funciona la interfaz, es válido ayudar a la persona a construir un perfil en la red social y también un correo electrónico para que pueda intercambiar mensajes de trabajo más rápidamente con sus colegas. Ser parte de una red social corporativa contribuye a la sensación de que eres parte de algo más grande.

4 – Personalización de la estación de trabajo

En muchos roles, los empleados tienen una estación de trabajo, que puede ser un puesto o simplemente una mesa. Independientemente del tamaño de este espacio, es esencial dejar en claro que el empleado es libre de personalizar el lugar con fotos de su familia, un objeto decorativo que le guste, un marco con un mensaje motivador, lo que desee.

Tener elementos personales insertados en el nuevo entorno de rendimiento corporativo ayuda a garantizar una mayor integración y, en consecuencia, una interacción más saludable desde el principio. Una oficina con un aspecto muy rígido puede crear distancias innecesarias para los empleados, de modo que no puedan ser productivos a mediano y largo plazo.

5 – Entrenamiento

Incluso si el empleado contratado tiene una gran experiencia en su área de especialización, necesita pasar por un período de capacitación, después de todo, todavía no sabe todo lo que importa sobre la compañía a la que se está uniendo. La capacitación funciona como una forma de presentar la estructura corporativa al recién llegado, así como informarle sobre todos los procedimientos realizados por la empresa, ya que puede ser diferente de las otras corporaciones en las que trabajó.

Centrarse en la capacitación en las primeras semanas ayuda a crear un ambiente más acogedor para el empleado. Parte de la capacitación debe referirse específicamente a las reglas de la compañía en diferentes áreas.

6 – Diálogo abierto

Llegar a un lugar donde la mayoría de las personas ya se conoce puede ser bastante intimidante, por lo que es crucial dejar en claro que el diálogo está abierto en todos los casos. La persona responsable de acompañar a los empleados durante su llegada a la empresa debe demostrar la facilidad de acceso a los gerentes estratégicos y también a cada sector. Por lo tanto, el empleado comienza a sentirse más seguro para hablar sobre cualquier dificultad.

La incorporación es esencial para cualquier empresa

Acoger bien a los recién llegados es esencial para alentarlos a permanecer en el personal a mediano y largo plazo. Parte de esta recepción se refiere a hacer que los individuos contratados comprendan que se adaptarán fácilmente a las reglas y cumplirán con lo que se espera de ellos en términos de demandas. La inseguridad de no sentirse integrado puede hacer que las relaciones con el potencial de ser duraderas se vuelvan efímeras.

Los procesos de selección constantes generan costos para las empresas y pueden ser agotadores. Los empleados deben sentirse abrazados por el nuevo entorno operativo y poder establecer contactos más profundos con sus colegas, evitando la sensación de un deseo de escapar en busca de nuevos desafíos. En un momento en que los profesionales no están tan centrados en la estabilidad, se vuelve aún más crucial pensar en formas de mantenerlos interesados ​​y desafiados por el entorno corporativo.