Dinámica de Grupo divertida y “rompehielos”

Las empresas están formadas esencialmente por personas y, por lo tanto, incluso en su vida cotidiana, siempre surgen situaciones en las que llegan nuevos empleados y deben incorporarse a los equipos de los que formarán parte. Además, es importante que los líderes siempre busquen diferentes formas de motivar y comprometer a los empleados mayores, para que puedan mantener su energía , positividad, compromiso y productividad siempre altos.

Para estas dos situaciones comunes en la rutina de cada organización, una dinámica de grupo rápida y divertida siempre es un buen llamado para romper el hielo entre nuevos colegas o incluso para mantener esa sensación de equipo que es esencial para la construcción diaria de resultados extraordinarios. Más de un momento de relajación, estos ejercicios, por simples que parezcan, siempre aportan esa dosis diaria de espíritu y brindan a los profesionales un sentido adicional para continuar haciendo lo mejor para su empresa.

Por lo tanto, cuando hablamos de una dinámica de grupo viva , ideas a menudo muy simples que, a primera vista, parecen incluso triviales, pueden tener efectos sorprendentes en la motivación de los empleados. Ejemplos de esto son la dinámica del rompehielos, el enfoque, la retroalimentación, la presentación, la gratitud y el pensamiento positivo del día. Sin embargo, independientemente de la actividad elegida, para que no pierdan su significado, en todos ellos es esencial tener un objetivo claro, es decir, una razón por la cual el grupo se reúne para hacer ese ejercicio.

Esto significa que el líder o profesional de recursos humanos no debe simplemente reunir a las personas por un momento de descompresión. Cada acción debe diseñarse con el objetivo de brindar un beneficio más duradero al equipo. Por lo tanto, debe fomentar la interacción, la integración y el intercambio de conocimientos, información y experiencias entre sus participantes. En la práctica, este movimiento significa que, al realizar el trabajo en conjunto, los equipos se integran más y desarrollan un mayor sentido de cooperación.

Juntos somos más fuertes. ¡Cuando la unión es fuerza!

Hay un proverbio poderoso y sabio que dice: “Si quieres ir rápido, ve solo. Si quieres llegar lejos, ve en grupo “. En una empresa, esta es una lógica que no se puede ignorar, porque nadie trabaja exactamente solo. Por supuesto, hay excepciones en las pequeñas empresas. Sin embargo, en general, en las actividades cotidianas de las organizaciones, siempre se realizan nuevas contrataciones, se cierran los ciclos y llegan nuevas personas para reemplazar a otras, para ocupar nuevas funciones. También hay grupos de profesionales con más tiempo en la empresa, que pertenecen a áreas y departamentos que trabajan directa e indirectamente juntos a diario.

No es posible ser cada uno para sí mismo y Dios para todos. Como lo sugerido anteriormente, para avanzar, desarrollar y alcanzar los objetivos, los profesionales deben unirse y dar una cierta apertura para conocerse un poco mejor. Esto es esencial porque, muchas veces, el equipo, incluso trabajando en el mismo sector, apenas sabe lo que hacen sus miembros y, por esta razón, estos colegas terminan siendo reducidos a nombres en la insignia y nada más.

El propósito de la dinámica es precisamente hacer espacio para que las personas desarrollen un mayor respeto y empatía entre sí, para reducir la distancia entre los profesionales y ayudarlos a integrarse entre sí en el trabajo. Si, por ejemplo, los miembros del mismo departamento no se conocen bien y mantienen una relación distante con los sectores de los que dependen y con los que necesitan relacionarse directamente, es poco probable que su trabajo sea productivo, alineado o produzca los resultados deseados.

Una dinámica rápida y divertida ayuda a romper el hielo, a iniciar la comunicación, ayuda a la inserción del ejercicio grupal y hace que las personas sean más abiertas a compartir, así como a escuchar y comprender el discurso de los demás. . Si hay una dificultad en su empresa en la interacción, estos ejercicios pueden ayudarlo a comenzar a resolverlos.

Si ya tiene alguna experiencia en el mercado, supongo que ya ha atravesado algún tipo de incursión de esta naturaleza. Con eso, puede ver que, más de un tiempo alejado de las actividades laborales, la dinámica cuando se aplica bien siempre trae momentos de aprendizaje, oportunidades de mejora, reduce la distancia entre las personas y confiere reflexiones que ayudan en el crecimiento colectivo e individual. del grupo.

¿Cómo hacer una dinámica divertida?

¿Conoces ese momento en que la formalidad da paso a la creatividad? Bueno, este es el momento de la dinámica divertida, porque tienen exactamente el papel de romper el hielo entre las personas y brindarles la oportunidad de acercarse. Sin embargo, estos ejercicios deben estar bien pensados ​​para que los profesionales reconozcan de inmediato cuál es su objetivo y no piensen que están perdiendo el tiempo trabajando en algo improductivo.

Para eso, nada como la vieja y buena planificación. La planificación incluye elegir el tipo de dinámica de grupo que sea rápida y divertida según el contexto de la organización, por ejemplo, si está integrando nuevos empleados, presentando un nuevo empleado al equipo o acercándose a los profesionales ya contratados. El segundo paso es elegir un espacio adecuado, para que la actividad se pueda llevar a cabo dentro de un entorno controlado y sin molestar a nadie.

Otro punto clave es la definición del objetivo central, porque como se indicó anteriormente, la dinámica siempre debe tener un enfoque para que las ideas o lecciones no se pierdan, puedan ser propuestas e introyectadas de manera asertiva y, al final, el grupo alcance con éxito la meta. definido por el líder o RRHH.

También vale la pena mencionar que los ejercicios deben ser realmente divertidos hasta el punto de atraer la atención de las personas y hacer que rompan el hielo que normalmente se presenta cuando los empleados aún no están muy familiarizados, ahora están llegando a la empresa o cuando, incluso trabajando en el mismo departamento, no están seguros de lo que hacen sus colegas.

Un buen consejo es tratar siempre de elegir actividades que traigan algún tipo de desarrollo de habilidades, conocimientos o ideas y que puedan generar en las personas reflexiones que ayuden en su autodesarrollo técnico, emocional y conductual. Por lo tanto, cuanto más bien pensado, planeado y aplicado, mayores serán las posibilidades de obtener buenos resultados con la iniciativa.

Dinámica de grupo rápida y divertida

Para que pueda aplicar una dinámica de grupo rápida y divertida con su equipo y generar una mayor sinergia en sus profesionales, le traigo algunos ejemplos de actividades simples que pueden llevarse a cabo, sin mucho trabajo. En la práctica, son ideas que ayudan a aportar muchos conocimientos y lecciones interesantes a los profesionales que llegan con aquellos que ya están integrados en la empresa. Compruébalo, elige el tuyo y diviértete a medida que evolucionas.

Dinámica de afinidades y similitudes

Tan únicos como todos somos, cada uno de nosotros también tiene algunas similitudes con otras personas y, por supuesto, con nuestros compañeros de trabajo. La idea y el objetivo de la dinámica de las afinidades es precisamente buscar similitudes entre los participantes y conectarlos por lo que tienen en común.

Cómo hacerlo: según el tamaño del grupo, divida a las personas, en parejas o en tríos, y pídales que pregunten sobre sus gustos personales y profesionales y que anoten en una hoja en blanco al menos dos o tres características o gustos que comparten.

Además de ser divertido, esta dinámica proporciona una mayor integración entre los empleados, rompe el hielo inicial, les permite hablar y conocerse un poco mejor y puede reconocer las afinidades en sus compañeros de trabajo. En la práctica, además de crear apertura para que se conozcan, el ejercicio trabaja en la capacidad de buscar la unidad, la importancia de la comunicación, el respeto y la simpatía.

Ronda de entrevista dinámica

La creatividad es lo que nos permite hacer lo mismo de manera diferente. ¿Qué tal, entonces, en lugar de solo hablar con profesionales, darles la oportunidad de ser “reporteros por un día” y conocer a su colega de manera diferente? La dinámica de la ronda de entrevistas es muy divertida, ya que propone la integración de las personas de manera diferente a través de preguntas. Por lo tanto, es posible que todos se conozcan un poco mejor, ejerciten el arte de preguntar, sin que el ejercicio se convierta en algo agotador.

Cómo hacerlo: será necesario tener una silla, preferiblemente giratoria, para que el entrevistado pueda sentarse y los demás puedan hacer un círculo alrededor de ellos. El tiempo debe ser de uno a dos minutos cada uno. Los participantes, a su vez, deben ser alentados a hacer preguntas sobre: ​​los pasatiempos del colega, sus antecedentes profesionales, el departamento en el que trabajan, por qué eligieron su profesión, el tiempo de la compañía, las experiencias en el área y las actividades que realizan en su vida diaria. , por ejemplo.

Una vez que todos hayan sido entrevistados, se debe invitar al equipo a hablar sobre la experiencia y compartir lo que aprendieron de la conferencia de prensa. El objetivo final es que todos puedan conocerse mejor y romper la barrera de la falta de conocimiento sobre quién es el otro y qué hacen.

Canto dinámico juntos

El propósito de esta dinámica, que por cierto es bastante divertida, es incorporar el espíritu de equipo tan necesario para lograr grandes resultados en el grupo. Para esto, todos deberían ser invitados a soltar su voz, es decir, a dar lo mejor de sí mismos para que juntos puedan fortalecer su coro, es decir, sus acciones diarias. Es una hermosa metáfora que muestra cómo, combinando sus habilidades, talentos y habilidades, los profesionales pueden ir mucho más allá.

Cómo hacerlo: pídale a cada empleado que escriba en una hoja de papel en blanco el nombre de una canción conocida, con un mensaje positivo y que les guste mucho. Luego pídales que pongan la hoja en una urna con su nombre firmado. Después de que todos hayan hecho esto, reúna a las personas en un círculo y pida al azar a uno o tres colegas que saquen un pedazo de papel. Si hay muchas personas, elija menos personas para optimizar su tiempo, después de todo, es interesante que la dinámica sea rápida.

Cuando se elige el papel, el empleado que lo indicó debe explicar por qué le gusta esa canción y mostrar qué lecciones positivas trae. Luego, el instructor debe invitar a las personas a cantar una pieza de esa canción juntos. En este momento, incluso cantando bien o fuera de tono, todos tendrán un propósito común y reflejarán y harán eco de palabras positivas y cantarán con una sola voz.

Además de ser divertido, es una sensación increíble ver a todos los colegas cantando la misma melodía y trabajando juntos por el mismo resultado. Esto es lo que también debería suceder en su trabajo diario, en un ambiente positivo y de cooperación mutua entre todos los miembros. Al final, pídales a las personas que hablen sobre la experiencia y compartan sus sentimientos e ideas participando en la dinámica.

¿Te gustaron los ejemplos de dinámica? Estas son algunas ideas que puede reproducir en su empresa para integrar a las personas, presentarlas de manera diferente y alinear sus objetivos comunes. Esta es una herramienta simple y poderosa que brinda resultados muy positivos a los grupos, ya que promueve un espacio donde los empleados, más jóvenes y con más tiempo en casa, pueden relacionarse además de sus actividades profesionales y conocer un poco mejor a la persona. que coexiste

A menudo, es exactamente el exceso de impersonalidad lo que hace que las personas no se relacionen bien en su trabajo. Buscar similitudes, comprender los gustos, así como lo que los colegas realmente hacen, es esencial para romper el hielo, evitar esas suposiciones erróneas, unir a las personas y generar más sinergia entre ellas.

Pasamos gran parte de nuestro día en la empresa y, dentro de los límites, es importante saber un poco más acerca de los profesionales con los que vivimos y, de la misma manera, permitirles que nos conozcan mejor.

Este simple gesto es muy poderoso, ya que ayuda a evitar problemas de comunicación entre equipos, información no coincidente o incluso a romper una impresión inicial no positiva. La dinámica de grupo rápida y divertida es, por lo tanto, otra forma de romper el hielo que separa a las personas y promover un momento relajado y muy productivo para todos.

Finalmente, si usted es un líder o profesional de Recursos Humanos, aproveche esta herramienta de gestión de costo extremadamente bajo, capaz de generar cambios positivos y resultados sorprendentes en los comportamientos e interacción de los equipos, y ponga en práctica estas dinámicas ahora. ¡Éxito!

Dinámica de emboladão

Objetivo: promover la interacción entre los participantes y estimular la capacidad de improvisación, socialización, paciencia y liderazgo.

Procedimiento: primero los participantes deben tomarse de las manos formando un círculo y luego el conductor de la dinámica les pide a todos que memoricen quién está a su lado izquierdo y derecho. Luego, se les dice a todas las personas que caminen al azar por el espacio. Después de un rato, el conductor les pide a todos que se abrazen en el centro del círculo solo con las manos a quien esté a su lado y sin salir del lugar. Entonces la rueda debe abrirse sin que la gente suelte sus manos. Aquí vale la pena saltar de brazos, hundirse y cualquier maniobra creativa. El objetivo es que todos comprendan la importancia de la colaboración para lograr un objetivo común.

Confidencias

Procedimiento: todos en el grupo deben tener un bolígrafo y papel. Con este material, todos deberían escribir algo que no desearían compartir con el grupo. Después de que todos hayan escrito, debe barajar los papeles y distribuirlos al azar. Luego, cada uno leerá el secreto del colega poniéndose en su lugar creando una discusión saludable. Quién sabe si es un problema, el grupo puede incluso llegar a una solución. Cuando un empleado asume el papel del otro, se crea un sentimiento de empatía y confianza.

Dinámica de presentación.

¿Necesitas una dinámica para presentarte? A menudo es necesario. Cuando habrá una actividad grupal de personas que no se conocen entre sí, es importante tener algún tipo de juego que ayude a romper el hielo, identificar a todos desde el principio y cooperar para integrar el grupo. Seleccioné algunos de ellos para ti, mira:

Procedimiento: el orador debe lanzar una pelota (puede ser ping pong, papel o lo que sea que tenga) a una persona al azar y debe presentarse dentro de 1 minuto diciendo el nombre, la función de la empresa y una cualidad. La persona que acaba de presentarse arroja la pelota a otra persona y así sucesivamente. Cuando la última persona se presente, pídale que le devuelva la pelota a la persona que la jugó diciendo su nombre, función y calidad. Esta tarea forzará los recuerdos de los participantes y les recordará lo importante que es prestar atención a las personas que los rodean.

Procedimiento: los participantes deben formar un círculo. Luego, cada uno se presentará diciendo el primer nombre y haciendo un gesto de su elección. La siguiente persona, a su vez, dirá su nombre, repitiendo el gesto del participante anterior y completándolo con un gesto propio. Esto debe repetirse hasta que todos los participantes se hayan presentado. Con cada nueva presentación, el nivel de dificultad aumenta, lo que requiere mayor atención y capacidad de memorizar. Esta es otra forma de hacer que todos presten atención a la persona que está a su lado.

Procedimiento: el orador debe pedir a todos en el grupo que se presenten diciendo su nombre y una cualidad que los defina y que comience con la primera letra de su nombre. Esta es una manera simple de hacer que todos busquen cualidades dentro de sí mismos.