¿Cómo evaluar a un profesional en dinámica de grupo?

El uso de la dinámica de grupo es una opción de herramienta que brinda más seguridad y asertividad a las empresas, ya que su uso en la toma de decisiones permite analizar las competencias de comportamiento de cada uno. Es muy común que los jóvenes participen en estas dinámicas, sin comprender el tu objetivo Sin embargo, para una organización que está en el proceso de seleccionar una gran cantidad de personas preseleccionadas, la dinámica de grupo hace que sea muy fácil filtrar tantos candidatos y evaluar una combinación de comportamientos. Pero, ¿qué es la dinámica de grupo después de todo? ¿Y cómo evaluar a un profesional en este momento? Para aprender más sobre este tema, ¡sigue leyendo! 

Dinámica de grupo y evaluaciones 

La dinámica de grupo está relacionada con el movimiento y la vida, es la interconexión entre los participantes de ese grupo. Durante un proceso de selección, es muy común utilizar dinámicas de grupo para presentar candidatos, identificar comportamientos en una situación dada, hacer que los candidatos se sientan más cómodos, “romper el hielo” y causar espontaneidad individual. Más importante que realizar una dinámica de grupo es conocer las necesidades reales de una organización, tener un objetivo claro para su uso.

El objetivo de una dinámica es evaluar si el perfil de comportamiento de los candidatos es compatible con el de la vacante en cuestión, pero para eso es necesario identificar las características que uno quiere evaluar. Sin embargo, la dinámica de grupo no solo brinda beneficios a la empresa, sino que también brinda una oportunidad para que el candidato presente sus características principales, experimente una nueva experiencia, sin mencionar lo que estas situaciones pueden agregar a su experiencia profesional. Es necesario comprender que durante una dinámica de grupo, las personas dejan ver sus características personales, lo que lo hace mucho más fácil y descubren quién es emprendedor, metódico, ágil o creativo.

También ayuda a identificar dificultades en liderazgo, flexibilidad, trabajo en equipo y comunicación. En algunos casos, los candidatos cometen algunos errores cuando se trata de dinámica. A continuación hay algunos ejemplos a los que debemos prestar atención cuando participamos en una dinámica de grupo.

Cómo hacerlo bien en la dinámica de grupo

Para ayudarlo a aprovechar la dinámica a su favor, consulte algunos consejos que hemos preparado especialmente para usted. 

1- Busque información sobre la empresa y el puesto que solicitó.

Antes de ir a la entrevista, conozca la compañía que lo entrevistará. Una buena forma de conocer la empresa es internet. Así que mira las redes sociales y también el sitio web de la compañía.

2 – Tenga cuidado con su portugués y dificultad para expresar sus ideas verbalmente.

Evita usar jerga y modismos. Para facilitar la expresión verbal de tus ideas, intenta acostumbrarte a leer con frecuencia. Libros, revistas, libros electrónicos e informes son buenas maneras de garantizarse en portugués.

3 – Sé humilde, sé modesto cuando hables de tus cualidades.

Es importante resaltar sus cualidades en una entrevista. Sin embargo, tenga cuidado de no exagerar este punto culminante. Sé modesto cuando hables de tus fortalezas.

4 – Participa en actividades, interactúa, expresa tu opinión.

En la dinámica de grupo es importante que participes. No se avergüence ni tenga vergüenza al participar en actividades. Habla, muestra tu opinión y también tus ideas.

5- Controla tu nerviosismo.

Busque formas de calmarse antes de ir a la empresa para participar en la dinámica del grupo (y la entrevista). El nerviosismo no es un buen aliado cuando se trata de mostrar tus cualidades. ¡Haga actividades de relajación, respire hondo y crea en su potencial!

6 – Tenga cuidado al elegir la ropa.

Prefiere ropa cómoda que coincida con el entorno de trabajo de la empresa. Evite las transparencias y la ropa demasiado ajustada.

Pero no hay necesidad de desesperación si fallas en una dinámica de grupo, no significa que seas un mal profesional. Simplemente muestra que no tiene los comportamientos de acuerdo con lo que la organización está buscando, lo que no le impide ser perfecto para otra empresa.