¿Cómo acabar con el mal humor?

Hay una frase muy interesante que dice que no todos los días son buenos, pero que hay algo bueno todos los días. De hecho, no siempre nos despertamos dispuestos y felices, incluso si tenemos razones para estar agradecidos , y esto es natural. A veces, se debe a una preocupación, un problema de salud o incluso al cansancio. Sin embargo, cuando el mal humor se vuelve frecuente, es importante tratar de entender la razón para sentirse así, para evitar que se convierta en un trastorno importante.

¿De dónde viene el mal humor?

El mal humor puede surgir de varios tipos diferentes de situaciones. Cuando almuerzas una hora tarde, no tienes una buena asistencia de una empresa o necesitas levantarte temprano después de haber dormido tarde, es posible que te sientas de mal humor. Los factores desencadenantes del mal humor a menudo varían con cada persona y el nivel de estrés en sus vidas.

La gran pregunta es: ¿qué sucede en nuestro cuerpo cuando nos sentimos mal? Algunos expertos creen que el mal humor es el resultado de un agotamiento del ego. Las situaciones consideradas desagradables, como las mencionadas anteriormente, requieren un gran esfuerzo del cerebro, lo que puede provocar irritación.

Cada individuo tiene sus propios límites en lo que considera aceptable o no. Entonces, cuando se exceden estos límites, cuando una compañía lo trata mal o se cierra en el tráfico, por ejemplo, el resultado se presenta en forma de estrés. El cuerpo responde con un aumento de la presión arterial, interrupción de la digestión y un aumento de la frecuencia cardíaca.

La buena noticia es que superar el mal humor es simple, a través de algunos cambios en el estilo de vida es posible lograr mejoras significativas en el estado de ánimo. Los beneficios de esto vienen en forma de más disposición, menos fricción, mejora en las relaciones personales y profesionales, además de adoptar una mentalidad positiva.

15 consejos para acabar con el mal humor y tomar la vida a la ligera

Las personas humorísticas se consideran grandes compañías, les va mejor en sus carreras profesionales y, lo que es más importante, se sienten más felices consigo mismas. Vea a continuación 15 actitudes para acabar con el mal humor y tomar la vida con más ligereza.

1 – Si viene el mal humor, acéptalo

El primer consejo para acabar con el mal humor es aceptarlo. ¡Eso mismo! Si te parece extraño aceptar algo de lo que quieres deshacerte, es importante entender que cuando se trata de sentimientos y emociones , rechazarlos solo los hace más fuertes. Entonces, en lugar de negarlo, acepta que sí, estás de mal humor. Además, trate de saber la razón, esto lo ayudará a alejarse de lo que es malo para usted y evitar que se repita.

2 – Come bien

A menudo, el mal humor de una persona proviene del hambre. ¿Recuerdas los límites que mencionamos anteriormente? El hambre es uno de ellos, porque hace que el cerebro se esfuerce más de lo normal, realizando actividades mientras lidia con la sensación de vacío en el estómago. Por lo tanto, para evitar que esto afecte su día completo, comience a mantener una rutina de comida organizada, además de, por supuesto, elegir alimentos saludables.

3 – Practica actividades físicas

Las actividades físicas son una excelente opción para quienes se sienten de mal humor. Si estás molesto por algo, ¡muévete! Cuando el cuerpo hace ejercicio, el cerebro libera sustancias relacionadas con el bienestar, que ayudan a relajar y controlar la irritación. Sin embargo, evite hacer ejercicio solo cuando esté irritado, hágalo con frecuencia y obtenga beneficios a largo plazo.

4 – Escucha música

La música puede hacer que nuestro cerebro libere dopamina, que es una hormona relacionada con la sensación de bienestar. Entonces, crea una lista de reproducción de tus canciones favoritas, las que más transmiten tu alegría. Cuando esté de mal humor, póngalos a jugar. Si lo tienes en casa, baila, permítete, disfruta el momento. En unos minutos ya notarás mejoras en tu estado de ánimo.

5 – Crear listas de gratitud

Cuando el cerebro humano actúa automáticamente, termina dando más importancia a los recuerdos y experiencias negativas que a las positivas. Una manera simple y efectiva de cambiar esto es adoptar el hábito de escribir todos los días por tres razones por las que ha estado agradecido durante las últimas 24 horas. Gradualmente, su mente aprenderá a apreciar las cosas buenas, lo que ayudará activamente a reducir el mal humor .

6 – Tomar el sol todos los días

El sol puede ser un poderoso aliado para combatir el mal humor, ya que estimula la acción de los neurotransmisores vinculados al bienestar, como las endorfinas, la serotonina, la dopamina y la noradrenalina. En lugar de dejar las ventanas y las cortinas cerradas, deja que entre la luz del sol. Además, siempre que pueda, quédese al aire libre durante unos minutos y reciba todos los beneficios que pueden ofrecer los rayos del sol.

7 – Descansa y duerme bien

El cansancio y el mal humor van de la mano, una persona que está física y emocionalmente exhausta tiende a irritarse con bastante facilidad. Por lo tanto, para evitar sentirse mal por esta razón, siempre trate de descansar y dormir lo suficiente. A menudo es más inteligente tomarse un descanso para relajarse mientras realiza una actividad que insistir en trabajar durante horas y horas, comprometiendo la calidad de lo que está haciendo.

8 – Evita la compañía de personas negativas

Además de los factores personales, el mal humor puede provenir de la influencia de personas negativas, que se irritan la mayor parte del tiempo. Comienza a notar el comportamiento de las personas con las que más vives e identifica si tienes a alguien que fortalezca esta negatividad en tu vida. Si los hay, evite su compañía, prefiera tener personas positivas y optimistas a su lado y que lo alienten a ser así también.

9 – Rodéate de gente chistosa

Hablando de personas positivas, cuanto más rodeado estés de ellas, mayores serán las posibilidades de que el mal humor se convierta en algo raro en tu vida. Saben ver las cosas a la ligera, se ríen de sí mismos, eligen ser felices en lugar de querer siempre tener la razón solo para demostrar que tienen razón.

10 – Tener una mascota

Los expertos coinciden en que las mascotas son capaces de aportar beneficios a la forma en que las personas se sienten. Una mascota, como un perro o un gato, te enseñará a ver las cosas más a la ligera, además de brindarte momentos de diversión. Solo necesita recordar que es un ser vivo que necesita atención, así que simplemente adopte si puede cuidarlo.

11 – Recuerda momentos felices

Los recuerdos de experiencias felices del pasado pueden hacerte sentir bien hoy. De esa manera, cuando empiece a sentirse desanimado, recuerde un momento especial que vivió, puede ser tanto reciente como antiguo. Después de todo, lo importante no es la fecha, sino el sentimiento involucrado en ese recuerdo.

12 – Vive en el presente

Una forma de combatir el mal humor asociado con un evento, como la fricción con alguien, el mal servicio o cualquier otra cosa es vivir en el presente . Si ya es de noche y la mala situación ocurrió en la mañana, no tiene que detenerse en eso. Concéntrese en lo que está experimentando y estos pensamientos intrusivos desaparecerán naturalmente.

13 – Meditar

La meditación es una práctica muy poderosa, especialmente cuando se trata de controlar y prevenir el mal humor. Puede practicar de la manera tradicional, sentado en la posición de loto, o mediante la atención plena, que es la realización de una actividad de atención plena, como un baño relajante, jardinería u otro tipo de trabajo manual.

14 – Ria

¿Sabes que cuando estás molesto por algo, de repente ves algo gracioso y empiezas a reír? La molestia parece menor porque realmente comienza a darle menos importancia. Así que lucha contra el mal humor a través de la risa, ya sea mirando la situación de manera alegre y riéndote de ti mismo o viendo un video divertido en Internet, por ejemplo.

15 – Elige ser positivo

Finalmente, comprométase a sí mismo a elegir ser positivo y siempre ver lo bueno en las cosas, incluso cuando son desafiantes. Después de todo, siempre hay algo que valorar y apreciar, solo saber ver.

Vale la pena recordar que, aun así, habrá días en los que te sentirás desanimado y malhumorado, simplemente porque esto es natural y es parte del comportamiento humano. Las personas positivas también tienen pensamientos negativos, sin embargo, no les permiten controlarlos. Este cambio de mentalidad hará que los buenos tiempos superen a los malos, porque tu cerebro estará entrenado para poner más énfasis en lo positivo.

Cuanto mejor sea tu estado de ánimo, más personas y situaciones positivas atraerás a tu vida, comenzando un poderoso ciclo de abundancia.