¿Qué es la Gestión?

La gestión es un área de las humanidades que se dedica a la administración de empresas y otras instituciones con el objetivo de hacer que logren sus objetivos de manera efectiva, eficiente y eficiente.

El concepto de gestión está directamente relacionado con la administración de los recursos disponibles en la organización. Estos recursos pueden ser tanto materiales y financieros como humanos, tecnológicos o de información.

El papel de un gerente es aprovechar al máximo las estructuras, las tecnologías, el capital y las personas para lograr los objetivos de la organización a corto, mediano y largo plazo. Para esto, el concepto de gestión se basa en cuatro pilares: planificación, organización, liderazgo y control.

La definición de los objetivos a alcanzar, la planificación de los pasos necesarios para alcanzarlos y el diagnóstico y la resolución de los problemas que surgen en el camino son algunas de las tareas de gestión. Otra preocupación de la administración es mejorar los procesos adoptados por la corporación, haciendo uso de un esfuerzo de aprendizaje permanente y la búsqueda de innovación.

La estructura administrativa de una organización está formada por sus sistemas financieros, comerciales, logísticos, sociales y tecnológicos, entre otros. La administración hace uso, por lo tanto, no solo del conocimiento de las técnicas de administración en sí, sino también de las contribuciones de otras disciplinas, como la economía, el derecho, la contabilidad y la psicología.

Áreas de gestión

La gestión empresarial se puede dividir en varias áreas, según sus funciones y especialización. Entre ellos podemos mencionar:

  • Gestión de personas o gestión de recursos humanos.
  • Gestión financiera
  • Gestión de proyectos
  • Gestión de procesos
  • Administración comercial
  • Gestión de la calidad
  • Gestión de la tecnología de la información
  • La gestión del inventario

Aunque las palabras “administración” y “administración” se refieren directamente al mundo de los negocios, estos conceptos no se limitan a las empresas. Se pueden aplicar a todas las organizaciones que reúnen personas y recursos para lograr un objetivo, como es el caso de entidades sin fines de lucro y organismos públicos.

Nuevos modelos de gestión.

Los cambios recientes en la sociedad han promovido la aparición de nuevos modelos de gestión, que buscan adaptar las organizaciones a los nuevos tiempos.

Uno de estos modelos es la gestión estratégica , que presupone un trabajo constante para diagnosticar las oportunidades, amenazas, fortalezas y debilidades de la corporación.

Al cruzar estas variables, la gestión estratégica apunta a adaptar la empresa a su mercado, identificando oportunidades y enfocándose en el futuro. El modelo se basa en una planificación más organizada y racional, que busca reducir las incertidumbres para lograr mejores resultados.

Otra tendencia observada hoy es la gestión participativa . En lugar de adoptar el autoritarismo y la rigidez, la gestión participativa se centra en las personas que forman parte de la corporación, buscando darles más voz y espacio en la toma de decisiones.

Al mismo tiempo, en la gestión participativa, cada empleado debe ser consciente de su responsabilidad individual para lograr resultados, lo que requiere un mayor compromiso con el desempeño de la organización.