Punto de equilibrio financiero

¿Qué es el punto de equilibrio financiero?

El punto de equilibrio financiero es un índice porcentual que marca el punto en el que las ventas generan ingresos que equivalen a los gastos y costos de una operación . Desde el punto de equilibrio, la empresa comienza a obtener ganancias. Debajo de él, está operando con pérdidas.

También es conocido por su nombre en inglés Break Even Point (BEP) y debe indicar los ingresos mínimos para que la compañía cubra sus gastos, comenzando a tener ganancias positivas.

El cálculo del punto de equilibrio permite al empresario conocer los ingresos mínimos mensuales o anuales para cubrir gastos fijos y variables. Generalmente se estima en la etapa de planificación de un nuevo proyecto y ayuda a predecir la viabilidad y sostenibilidad del negocio. Cuanto menor es el punto de equilibrio, mayor es la seguridad de la operación.

Fórmula de equilibrio financiero

El punto de equilibrio financiero se calcula utilizando la fórmula:

Fórmula PEF = Costos fijos y desembolsables / Ingresos – Costos y gastos variables

Para calcular el punto de equilibrio financiero, es necesario considerar los costos fijos que generan los desembolsos por parte de la empresa, es decir, aquellos que incluyen salidas de dinero. Hay otros gastos que no se consideran, ya que solo se contabilizan y no causan flujos financieros (en efectivo), como los gastos por depreciación de activos.

Otros datos para la fórmula son los ingresos obtenidos de las ventas y que generan los ingresos de la compañía, así como los costos y gastos variables. Como ejemplo, el costo de haber comprado los productos para reventa, o en el caso de las industrias, los costos de las materias primas y los gastos de sus ventas.

Los ingresos se restan de los costos y gastos variables, lo que resulta en el llamado margen de contribución o ganancia bruta. Puede obtener más información sobre el margen de contribución .

El punto de equilibrio ayuda al emprendedor a comprender la dinámica de la empresa, además de ayudar a construir objetivos de ventas. Con la determinación del punto de equilibrio en el margen de distribución unitaria, es posible predecir la cantidad exacta de productos que se venderán para reducir a cero los costos hasta que se obtengan ganancias.