¿Qué es la calificación crediticia?

El puntaje de crédito es una medida realizada por bancos o entidades financieras para medir los riesgos al otorgar un crédito, analizando el historial de la persona que solicitó el préstamo.

Este puntaje de crédito se usa para ver si el prestatario puede ser un posible moroso en el pago del dinero prestado.

Cómo funciona la calificación crediticia

Para analizar el puntaje de crédito, los bancos o las compañías financieras utilizan una base de datos de prestatarios de crédito que incluye datos personales y ganancias mensuales, además de protestas, demandas u otras deudas pendientes.

Para facilitar el análisis, es posible utilizar organizaciones que se ocupan de la información de diferentes consumidores, como el Servicio de Protección de Crédito (SPC) o Serasa Experian, por ejemplo.

En el caso de otorgar crédito a empresas, es común analizar documentos contables que indiquen el progreso de las actividades de la empresa y la viabilidad de otorgar crédito.

El análisis consiste en comprender la probabilidad de que el deudor no pague su deuda, influyendo en la decisión de si se debe otorgar el préstamo, o incluso, la tasa de interés.

Cómo mejorar el puntaje de crédito

Para ser un consumidor con un buen puntaje, además de mantener las cuentas siempre actualizadas, es necesario demostrar un buen comportamiento como prestatario.

Para esto, es posible medir el peso de cada cuota dentro del presupuesto, contando con una reserva de contingencia, además de mantener siempre actualizado el valor del alquiler con las entidades de crédito.

Además, el uso excesivo de crédito puede demostrar cierta falta de control por parte del usuario, especialmente cuando siempre se usa el límite de la tarjeta de crédito, lo que debe evitarse.