Factores que definen una mezcla de productos

¿Qué es una mezcla de productos?

La combinación de productos es una estrategia de marketing en la que una empresa ofrece una variedad de productos o servicios a su público objetivo.

Esta estrategia permite llegar a diferentes segmentos de clientes, satisfaciendo diferentes necesidades y preferencias. Esto hace posible ampliar y aumentar los ingresos del negocio.

Factores determinantes para la mezcla de productos.

Algunos factores pueden ser decisivos cuando se trata de ofrecer una mayor variedad de productos y aumentar la cuota de mercado de la empresa.

Antes de diversificar un producto o ingresar al mercado con nuevas ideas, es esencial investigar el mercado teniendo en cuenta estos factores.

Cantidad de productos que se pueden ofrecer.

En cada negocio es posible ofrecer una variedad de productos que satisfagan las necesidades de cada grupo de clientes de manera diferente.

En la industria automotriz, por ejemplo, se ofrecen diferentes gamas con el objetivo de satisfacer diferentes preferencias (sedán, SUV, deportes, entre otros).

También es posible ofrecer otros tipos de productos. En el ejemplo anterior, la compañía podría optar por ofrecer, además de automóviles, motocicletas, camiones u otros tipos de vehículos.

Al abordar una estrategia de combinación de productos, la empresa debe tener en cuenta tres dimensiones de la gama de productos:

  • Ancho: el número de líneas de productos en el rango ofrecido.
  • Longitud: la cantidad total de productos dentro del rango.
  • Profundidad: variaciones del mismo producto, como colores, tamaños, sabores o cualquier otra característica diferenciable.

Para poder diversificar la gama de productos, se debe tener en cuenta el siguiente factor.

Tamaño de empresa y negocio

La capacidad de invertir y producir define la eficiencia en el aumento de la variedad de productos o servicios de un negocio.

En las grandes empresas, por ejemplo, los cambios en la línea de producción pueden ser comunes cuando se lanzan nuevos productos. En las empresas más pequeñas, por otro lado, la adaptación se realiza con más inversiones y posible expansión.

Ubicación del mercado

Se debe tener en cuenta la región donde se comercializa el producto. Algunas características, como el clima, la cultura del consumidor, el ingreso del consumidor, difieren en cada ubicación.

Si la ubicación está lejos de la empresa, los costos de logística también entran en esta ecuación.

Estacionalidad

La estacionalidad también es otro factor importante a considerar, ya que ciertos productos no se buscan después de todo el año.

Cuando se piensa en una combinación de productos que la demanda cae en un momento determinado, la administración interna puede tener que tener en cuenta los cambios en la producción.

Ciclo de vida del producto

Comprender el ciclo de vida del producto es esencial para saber cuánto vale la pena invertir para ponerlo en el mercado.

Un producto lanzado recientemente o en una fase de expansión puede indicar que la inversión es ideal. El producto en declive es una indicación para que la compañía no comience a trabajar con él.

Marca

La marca del producto, mucho más que una identificación, es lo que transmite a los consumidores el mensaje que la empresa quiere transmitir con lo que vende.

Este es uno de los factores en los que es esencial pensar en la calidad, ya que sin ella la marca puede tener una imagen negativa incluso para la empresa en su conjunto.

Productos complementarios

Los productos complementarios son aquellos que el consumidor compra porque ha comprado otro que lo complementa.

Hacer una mezcla de productos con esta característica puede ser una buena oportunidad para la empresa y para la imagen asociada con la marca.

Otros factores

Algunos otros determinantes se pueden tener en cuenta al crear una mezcla de productos, como:

  • Productos de la competencia;
  • Productos alternos;
  • Canales de distribucion;
  • Costos más allá de la producción, como impuestos o tasas de interés para inversiones;
  • Materias primas y proveedores.

Muchos de estos factores se relacionan con los costos de producción. Antes de ofrecer una combinación de productos, la empresa debe analizarlos correctamente y establecer el mejor precio del mercado.