¿Cuáles son los sectores de una empresa y sus funciones?

La división de tareas es la clave del éxito para cualquier organización. En las pequeñas empresas, muchas veces, solo una persona puede ser suficiente para realizar un tipo de tarea. En compañías más grandes, se pueden requerir departamentos específicos.

Los sectores de una empresa varían según el tamaño y el tipo de actividad que realiza. La forma en que se articulan las áreas funcionales depende del organigrama de la empresa.

A pesar de las particularidades, hay algunas funciones que son esenciales para una buena gestión. Si una empresa no tiene su propio departamento para alguna de estas áreas, en general será absorbida por otro sector.

Consulte a continuación la lista de los principales departamentos de una empresa y sus funciones.

Sector administrativo
El sector administrativo es el corazón de la empresa. Responsable de la planificación estratégica y la gestión de tareas, coordina y supervisa los otros sectores y proporciona los datos necesarios para la toma de decisiones por parte de los ejecutivos de la empresa.

En las empresas más pequeñas, el departamento administrativo puede absorber otras áreas esenciales de la gestión general, como los sectores de recursos humanos y finanzas.

Sector financiero

El departamento de finanzas es el que administra los recursos de una empresa. Controla la tesorería, las inversiones y los riesgos, además de la gestión de cuentas e impuestos, la planificación financiera de la empresa y la divulgación de sus resultados.

La función del departamento de finanzas es garantizar recursos para que la empresa pueda cumplir sus objetivos, permaneciendo activa y competitiva y garantizando no solo ganancias inmediatas, sino también a largo plazo.

En muchas empresas, el departamento de finanzas está separado del sector contable. En este caso, el departamento de contabilidad se encarga de más tareas diarias, como el flujo de caja, las cuentas por pagar y todas las transacciones de activos y pasivos.

En este caso, el sector financiero asume las funciones más estratégicas, como el análisis de resultados e inversiones.

Sector de recursos humanos

El departamento de recursos humanos es responsable de reclutar personal y gestionar personas.

Busca soluciones a los conflictos, controla los tiempos de llegada y salida de los trabajadores, horas extras y establece políticas de retención de talento, entre otras funciones.

Por lo tanto, el sector de recursos humanos se centra en el cliente interno de la empresa, es decir, su grupo de empleados.

El departamento de recursos humanos es responsable de establecer políticas de motivación y capacitación. Además, debe establecer planes de carrera y promociones, y trabajar para mejorar las relaciones entre los equipos y la calidad de vida de los empleados.

Sector comercial

También llamado departamento de marketing, el enfoque del sector comercial está en los clientes externos de la compañía. Es responsable de las ventas, asegurando la generación de ingresos para la empresa.

Para esto, el departamento comercial necesita preocuparse por conocer a los clientes de la compañía para satisfacer sus necesidades.

Este sector es responsable de crear las estrategias de difusión y definir las formas más apropiadas de venta para llegar al público objetivo, además de retener a la clientela ya ganada.

Sector operacional

El departamento operativo, que en algunos casos puede denominarse sector de producción o sector técnico, es responsable de administrar todo el proceso de transformación de los insumos en el producto final.

Controla la entrada y el consumo de materias primas, brinda apoyo logístico, gestiona el uso y mantenimiento de maquinaria y equipo y monitorea los niveles de productividad de la empresa.

Su función es garantizar que la operación se desarrolle sin problemas, con el objetivo de garantizar que la empresa obtenga la mayor producción posible mediante la aplicación de la cantidad mínima de recursos.