Gestión de la calidad

Total Quality Management, conocido como el enfoque TQM ( Total Quality Management ), es un modelo de administración que tiene como objetivo mejorar la calidad de todos los procesos organizacionales.

Esta mejora proviene de la participación de todos los empleados y proveedores, por lo que se conoce como “total”. Estas personas involucradas en un proceso se denominan grupos de interés o grupos de interés, a quienes se puede influir para mejorar la calidad de la operación.

La aplicación de TQM dentro de las empresas ocurre como un proceso de mejora continua, caracterizado por cambios constantes que mejoran la organización y agregan valor a los productos o servicios ofrecidos.

Sistema de gestión de calidad – SGC

El sistema de gestión de calidad (SGC) se implementa en las empresas como garantía de calidad, al ofrecer productos o servicios que satisfacen las necesidades de sus clientes.

Cuando se establece la gestión de calidad en una empresa, el SGC será la estructura organizativa creada para monitorear la ejecución de las actividades operativas, con los detalles requeridos.

El QMS de una empresa se compone de procesos operativos, procesos de soporte y gestión, así como procedimientos que guían cómo realizar una tarea determinada con los detalles requeridos, pero también la definición de las responsabilidades respectivas.

Este tipo de sistema puede ser seguido por estándares conocidos, que ayudan tanto a las empresas en la aplicación de la calidad como a los clientes que les indican el nivel de preocupación de la organización al ofrecer sus productos. Entre los más conocidos se encuentran ISO 9001.

El estándar ISO 9001

ISO ( Organización Internacional de Normalización ), es una entidad no gubernamental, que estandariza los estándares mundiales de calidad que se aplican en cualquier tipo de organización.

Estas normas internacionales se aprueban a través del consenso global y ayudan a romper las barreras al comercio internacional, indicando especificaciones para productos y servicios, así como las mejores prácticas para hacer que la industria sea más eficiente y efectiva.

Las empresas que son evaluadas con estos estándares reciben una certificación de calidad, que demuestra a sus clientes, o al mercado en el que participan, las preocupaciones con la calidad de sus productos ofrecidos.

Herramientas de calidad

Las herramientas de calidad se utilizan en las empresas para medir, aplicar y demostrar fácilmente los problemas encontrados en los procesos de producción o servicios, y para aumentar el enfoque en la calidad.

Estas herramientas utilizan medidas y cifras estadísticas que demuestran los niveles de calidad requeridos, fáciles de identificar e involucran a todos los empleados.

Son mejor conocidos como las Siete Herramientas Básicas de Calidad, con diferentes modelos para identificar problemas y definir las formas de lograr la calidad. Son ellas:

  1. Diagrama de flujo : representación del paso a paso de un proceso;
  2. Diagrama de Ishikawa : identificación de las causas de un problema;
  3. Hojas de verificación : formularios rellenados con los datos recopilados;
  4. Diagrama de Pareto : ordenando los problemas, de mayor a menor;
  5. Histograma : gráfico de barras que representa la frecuencia de los problemas encontrados;
  6. Diagrama de dispersión : tabla utilizada para comparar diferentes causas de problemas;
  7. Gráficos de control : gráfico que rastrea qué tan bien se realiza un proceso en diferentes momentos.

Las siete herramientas de calidad, cuando están bien aplicadas, elevan los niveles de calidad analizados, mediante la resolución de los problemas presentados, o también, en el cambio de los procesos de producción.