¿Qué es la estructura organizacional?

La estructura organizativa es cómo se divide y jerarquiza una organización. Define cómo se lleva a cabo la gestión de sus actividades y la comunicación entre sus sectores, para alcanzar sus objetivos estratégicos.

La estructura organizativa de una empresa incluye su departamentalización, es decir, la división por sectores, pero también las relaciones jerárquicas entre ellos. Por lo tanto, el concepto de estructura organizativa no es sinónimo de departamentalización o jerarquía aislada, sino más bien una combinación entre ellas.

Esta definición corresponde a una estructura organizativa formal, planificada por los gerentes de acuerdo con las necesidades de la empresa. La representación gráfica de la estructura organizativa formal se realiza a través del organigrama.

Además de la estructura organizativa formal, sin embargo, las empresas también suelen tener estructuras organizativas informales. La estructura informal se establece a través de las relaciones interpersonales. No es oficial y no define la interacción entre sectores, lo que refleja solo las conexiones espontáneas que se forman entre los empleados.

Tipos de estructura organizacional

No existe un modelo único de estructura organizativa. Son los gerentes, al diseñar la empresa, quienes definirán cómo se organizará. El tamaño de la empresa, su industria, su propósito y sus objetivos son algunos de los criterios que deben tenerse en cuenta para establecer la estructura corporativa.

La importancia de definir una buena estructura organizativa se debe al hecho de que es esencial garantizar el éxito de la administración, dejando en claro las funciones de sus elementos y la forma en que se relacionan. También evita problemas de comunicación, asegurando eficiencia y agilidad en la ejecución de tareas.

Vea a continuación los principales tipos de estructuras organizativas y esquemas de sus organigramas.

Estructura organizacional lineal

Es el formato más antiguo y simple de estructura organizativa y, por lo tanto, el más común en las pequeñas empresas. Está inspirado en la estructura de los ejércitos y tiene una jerarquía clara y bien definida.

La estructura organizativa lineal se caracteriza por la autoridad única y absoluta del superior en relación con sus subordinados. Las líneas de comunicación son formales y las decisiones están centralizadas.

Estructura organizacional funcional

En este esquema, en lugar de autoridad, lo que define la jerarquía es la especialización de funciones. Cada sector aporta su mayor conocimiento al funcionamiento de la organización en su conjunto, ganando la palabra para decidir sobre los temas que domina.

En una estructura organizacional funcional, ningún gerente del sector tiene control absoluto sobre sus subordinados. Además, cada empleado puede tener que responder a múltiples gerentes.

Estructura organizativa del personal de línea

La estructura del personal de línea es una combinación de los modelos lineales y funcionales. Sigue el esquema de la estructura lineal, pero se distingue por la existencia de organismos de consulta.

La consultoría puede hacer recomendaciones técnicas y especializadas a los niveles inferiores, pero no puede ordenarlas. La función de comando permanece restringida a los jefes de cada departamento.

En la estructura organizacional del personal de línea, por lo tanto, se reconoce la importancia del conocimiento especializado, pero su formato mantiene la unidad de comando.

Estructura organizacional matricial

Este tipo de organización mantiene la división de la organización como un todo, pero crea una forma de jerarquía paralela, por proyecto.

Un equipo de proyecto generalmente reúne elementos de diferentes sectores de la empresa. Por ejemplo, un empleado del departamento de finanzas puede estar a cargo de cuidar las finanzas de ese proyecto específico. Este empleado continuará reportándose al jefe de su departamento. Sin embargo, también informará al líder del proyecto para el que trabaja.

Clasificación por departamentalización

Los tipos de estructuras organizativas enumeradas anteriormente corresponden a las diferentes formas de establecer la jerarquía entre los sectores de una empresa. Sin embargo, es posible clasificar las estructuras organizativas también por la forma en que están divididas en departamentos.

Aunque la forma más común de dividir una empresa es por sector de especialización, este no es el único modelo para construir un organigrama.

Estructura organizacional territorial

Las empresas que están dispersas geográficamente pueden optar por dividir su jerarquía por región de operación, en lugar de por función. En la estructura organizativa territorial, los jefes regionales están justo debajo de la dirección central en la jerarquía.

Estructura organizativa del cliente

La estructura organizativa de los clientes busca estructurar su organigrama en torno a los tipos de público con los que trabaja la empresa. Por lo tanto, una tienda de ropa puede tener un departamento especializado en el segmento infantil, otro en moda femenina y un tercero en ropa masculina, por ejemplo.

Estructura organizacional por procesos.

La estructura organizativa por procesos es utilizada por algunas industrias. En este modelo, un jefe y un equipo se definen para la etapa del proceso de producción. Puede haber, por ejemplo, uno responsable del paso de ensamblaje y otro del paso de acabado.

Estructura organizacional por proyectos

La estructura organizativa por proyectos establece un organigrama por contrato o campaña. Es común, por ejemplo, en empresas de construcción, que reúnen equipos diferentes y con cierta autonomía para cada trabajo.