Trípode macroeconómico: ¿qué es, cómo funciona y de dónde viene?

El trípode macroeconómico es una forma de describir tres medidas diferentes que forman un apoyo para el equilibrio de la economía.

Estas tres medidas surgen de diferentes políticas económicas: política monetaria, fiscal y cambiaria. De estos, el trípode está formado por estrategias para controlar la inflación, controlar el gasto público y el tipo de cambio flotante, respectivamente.

Si bien el Banco Central sigue los objetivos de inflación y mantiene el tipo de cambio libre de tomar valores de mercado en dólares, el gobierno debe garantizar el control del gasto, definiendo objetivos fiscales.

Para los defensores de estas medidas, mantener objetivos bien establecidos le permite al país continuar en un camino de crecimiento económico y estabilidad.

¿Cómo se forma el trípode macroeconómico?

El trípode macroeconómico se compone de objetivos que controlan la inflación a través de las tasas de interés, con un régimen de tipo de cambio flotante y responsabilidad fiscal.

Estas metas juntas demuestran más claramente los objetivos que tiene el gobierno con respecto a las políticas económicas que debe tomar.

Objetivos de inflación

La inflación tiene objetivos anuales que el Banco Central sigue cada año. Para tener este control, el Comité de Política Monetaria (Copom) del Banco Central define la tasa de interés que permite alcanzar el objetivo en la economía.

Esta medida se realiza para que la inflación se estabilice entre los períodos de recesión, cuando tiende a ser menor, y el crecimiento, cuando tiende a aumentar.

Intercambio flotante

El tipo de cambio fluctúa cuando el tipo de cambio cambia libremente según la oferta y la demanda de reales. Por ejemplo, un aumento en la demanda de dólares hace que el valor real disminuya frente a la moneda estadounidense.

El Banco Central interviene en el mercado de divisas solo en los casos en que el real está amenazado por una alta volatilidad.

Un régimen de tipo de cambio flotante permite equilibrar la balanza de pagos, mientras que la institución tiene más independencia para establecer la tasa de interés.

Tanto las metas de inflación como el régimen de tipo de cambio flotante comenzaron a definirse en 1999. Anteriormente, Brasil adoptó un régimen de bandas de cambio, cuando el tipo de cambio estaba prácticamente fijado con el dólar.

Objetivos fiscales

La medida que complementa el trípode proviene del gobierno, que debe establecer metas sobre cuánto recaudar y gastar durante el año.

El resultado ideal ocurre con el superávit primario, cuando el gobierno gasta menos de lo que recauda, ​​en este caso sin considerar los gastos por intereses de la deuda. El objetivo también puede predecir un déficit, con gastos mayores que los ingresos.

Al final, lo importante es indicar que el objetivo se ha cumplido y que el gobierno puede dar credibilidad para alcanzar el objetivo establecido.

Como surgió el trípode macroeconómico

Esta expresión surgió durante el comienzo del segundo gobierno del presidente Fernando Henrique Cardoso, en 1999.

Este año fue nombrado presidente del Banco Central, Armínio Fraga, un economista responsable de la idea y la práctica de las medidas del trípode.

Hasta ese momento, Brasil adoptó un régimen de tipo de cambio fijo con el dólar, que se volvió insostenible debido a la intensa demanda de dólares.

La aparición del trípode macroeconómico sugirió el cambio al régimen de tipo de cambio flotante y la devaluación de la moneda brasileña, sin dejar de lado la preocupación de tener una inflación bien controlada.