¿Qué es el capital?

En la economía, el capital es cualquier activo capaz de generar un flujo de ingresos a lo largo del tiempo a través de su aplicación en la producción. Este concepto incluye no solo el dinero en sí, sino también inversiones financieras, acciones y activos que se pueden aplicar para generar riqueza, entre otros.

El conjunto de bienes duraderos necesarios para la producción, como maquinaria y equipo y las instalaciones de una empresa, se denominan bienes de capital o bienes de producción.

En el lenguaje actual, el capital se usa ampliamente como sinónimo de dinero. Sin embargo, estos términos tienen diferentes significados. Al igual que el dinero, tiene un propósito más inmediato, que se aplica a los intercambios realizados en la economía. La definición de capital implica una perspectiva a largo plazo, que supone que su uso está destinado a generar ingresos futuros.

En la teoría económica clásica, el capital es uno de los tres factores de producción que forman el conjunto de elementos indispensables para un proceso productivo, junto con la tierra y el trabajo.

Sin embargo, aunque es un factor de producción, el capital también es un producto de la economía. Esto se debe a que es el resultado de inversiones que, a su vez, se generan a partir de los ahorros.

La capacidad de formar ahorros para invertir tiene una relación directa con la acumulación de capital, que puede ocurrir tanto a través de la creación de riqueza como de la concentración de la misma en manos de algunos grupos.

Este ciclo que vincula la acumulación de capital, el ahorro, la inversión y la generación de más capital es la base del sistema económico capitalista.

Tipos de capital

Cuando el capital se acumula en forma de bonos, bonos y otros valores que pueden convertirse rápidamente en efectivo, el capital se llama capital financiero. El capital que se invierte para generar ganancias a través de la producción se llama capital productivo.

Una característica del mundo actual es la capacidad del capital para generar más capital sin tener que pasar por el proceso de producción. Esto ocurre mediante el pago de intereses u otras formas de remuneración a los titulares de estos activos.

Cuando el capital se invierte sin ganancias para la economía, con el objetivo de obtener ganancias rápidamente en el mercado financiero, se lo conoce como capital especulativo.

La falta de control sobre este tipo de capital, que no tiene nada que ver con la producción, a menudo se señala como la causa de las recientes crisis económicas. Por otro lado, se puede ver por la atracción de liquidez que atrae a los mercados financieros.

El concepto de capital en el mundo de los negocios.

La palabra capital aparece con frecuencia en el vocabulario corporativo. En este contexto, el término también puede interpretarse como recursos capaces de generar riqueza cuando se aplica a la producción. Sin embargo, las expresiones que se escuchan en las empresas pueden tener significados específicos. Conozca algunos de estos usos comunes:

Capital social

El capital social es la inversión inicial realizada por los socios o accionistas de una empresa para ponerla en funcionamiento. Esta inversión se registra en los estatutos y se puede hacer en efectivo o en activos.

El capital social corresponde a todo lo que los socios invirtieron. Por ejemplo, en las instalaciones y mantenimiento de actividades en los primeros meses de la empresa, antes de que comenzara a obtener ganancias y soporte.

El capital que ingresa a la empresa y se convierte en una deuda para la organización se conoce mejor como capital de terceros .

Capital inicial

El término capital social tiene un significado similar al capital inicial. Sin embargo, cuando se trata de capital inicial, no hay necesidad de un contrato. El capital inicial es la inversión realizada para iniciar cualquier actividad, incluidas las pequeñas empresas de la economía informal.

Capital de trabajo

El capital de trabajo corresponde a los recursos necesarios para que una empresa mantenga su actividad. El término corresponde a efectivo y otros activos altamente líquidos, que pueden utilizarse para pagar a proveedores, salarios y facturas de consumo a tiempo.

Remuneración y costo de capital.

Al invertir dinero y bienes en un negocio, el emprendedor espera obtener ganancias. En este sentido, el rendimiento del capital es el rendimiento generado por la inversión.

Para que el negocio haya sido ventajoso, es necesario que el rendimiento del capital sea mayor que el rendimiento que el empresario hubiera invertido su dinero de otra manera. El ingreso que se esperaría de otras aplicaciones se denomina costo de oportunidad o costo de capital.

Capital humano

El término capital humano se utiliza para referirse al conocimiento, las habilidades, la experiencia y la motivación de las personas que componen una organización. Es decir, un conjunto de activos intangibles relacionados con la capacitación de su fuerza laboral.

Este conjunto de cualidades se llama capital porque, cuando se aplica a la empresa a través del trabajo de los empleados, este conocimiento se refleja en una mayor generación de riqueza.