Monopolio: qué es, cómo funciona y características principales

¿Qué es un monopolio?

Existe un monopolio cuando una empresa en particular domina todo el mercado o una industria en la que ofrece sus productos o servicios. Este término proviene del griego monos (single) y polein (vender).

La existencia de un monopolio puede ocurrir debido a diferentes factores. Un tipo es el monopolio natural en el que ninguna otra empresa tiene interés en ingresar al mercado para ofrecer un producto en particular.

En economía, el monopolio se considera lo opuesto a la competencia perfecta, cuando hay un número máximo de productores en un mercado y en competencia.

El término monopolio también se usa ampliamente para describir una empresa que tiene toda o casi toda la demanda en el mercado. Como ejemplo, podemos citar a Google por ser la herramienta de búsqueda más utilizada en Internet.

Características de los monopolios.

Aunque los mercados de monopolio tienen diferencias, tienden a tener algunas características similares que son causas de su aparición.

  • Barreras de entrada para otras empresas.

Las barreras son a menudo una de las principales causas de un monopolio. Estas barreras pueden existir legalmente o debido a la estructura de costos que se requiere para ingresar.

La estructura de costos para producir un bien puede generar un monopolio natural, ya que tener altos costos de entrada hace que una sola empresa se mantenga. Un ejemplo de esto proviene de compañías de suministro de electricidad o aerolíneas en países pequeños.

  • La empresa individual fija su precio.

La demanda del mercado es la demanda de la única empresa instalada, por lo que puede definir y controlar el precio del mercado.

Al establecer el precio que cobrará, la compañía termina ofreciendo cantidades más bajas que las que se ofrecerían si hubiera más compañías en el mercado.

El beneficio se logra con mucho menos esfuerzo, ya que hay poca innovación tecnológica en este mercado. En un mercado más competitivo, las ganancias dependen del precio de mercado acordado por cada empresa.

  • No hay sustitutos próximos

El producto o servicio ofrecido por un monopolio no tiene competencia indirecta a través de bienes que pueden reemplazar la utilidad ofrecida.

Este es un escenario común en ciudades más pequeñas donde solo hay una red telefónica o proveedor de internet, por ejemplo.

Hay situaciones en las que la empresa con un monopolio está presente en otro mercado más competitivo, diferente del que monopoliza. En este caso, la discriminación de precios es común y cobra un precio más bajo y diferente que el mercado de monopolio.

  • Economía de escala

Un monopolio generalmente puede producir a un costo proporcionalmente más bajo que otras compañías más pequeñas.

En la compañía que tiene un poder de monopolio, el costo promedio de producción disminuye a medida que aumenta su producción.

Con un costo mucho más bajo, la organización puede aumentar sus acciones con más inversiones, sin comprometer sus ingresos, y controlar el mercado.

Como funciona un monopolio

En un mercado o industria, se considera la existencia de un monopolio cuando no hay competencia de la única compañía instalada y proveedor de un bien.

El mercado monopolista se caracteriza por la existencia de varios compradores que dependen de una empresa que suministra los bienes . Además, no hay otros productos que puedan reemplazar el bien principal.

En este mercado, también puede haber barreras que impiden la entrada de otras compañías que serían competidoras. Cuando esto sucede, el monopolista tiene la capacidad de influir en el precio y producir a una capacidad que logre mayores ganancias.

Las barreras pueden generar un tipo de monopolio natural, como cuando una sola empresa tiene una patente para producir un bien o incluso una autorización para ello.

Al operar con economías de escala, el monopolista puede lograr un volumen de producción en el que su ingreso marginal es igual a su costo marginal. Así es como puede cobrar precios altos de acuerdo con la demanda en el mercado de monopolio.

Diferencia entre monopolio y competencia perfecta

En ciencia económica, la competencia perfecta es un modelo de mercado en el que tantas compañías como sea posible compiten con productos similares.

Se considera lo opuesto al monopolio y existe solo como un modelo teórico, ya que en el mundo real las empresas compiten promoviendo la diferenciación de sus productos o servicios.

Entre los dos extremos de competencia perfecta y monopolio, existe una competencia imperfecta, que comienza a considerar la forma en que la mayoría de los mercados funcionan en la economía.

Uno de los mejores ejemplos de competencia imperfecta son los oligopolios, en los que un número muy pequeño de empresas dominan el mercado. Tanto los monopolios como los oligopolios deben ser monitoreados de cerca por las autoridades que vigilan la competencia en la economía.