Mercado libre

¿Qué es el mercado libre?

El mercado libre es un modelo económico. Se asocia con corrientes de pensamiento liberales y neoliberales. Entre sus principales teóricos están Adam Smith y Ludwig von Mises. También se llama economía de mercado o sistema de iniciativa libre.

La base de este modelo es la idea de que las fuerzas de oferta y demanda (el sistema de precios) determinarán la economía, en lugar de la intervención directa del gobierno.

La libertad es un principio central, ya que son las personas y las empresas las que deciden qué van a consumir o producir. Como resultado, es un modelo descentralizado, es decir, las decisiones económicas no están en manos de un solo agente.

En la práctica, no hay economías de libre mercado puro, ya que cada mercado se somete a algún tipo de intervención. Sin embargo, existen diversos grados de libertad en los mercados y, en muchos casos, podemos ver una relación positiva entre un mayor grado de libertad y la salud de la economía.

Diferentes significados del mercado libre

A menudo, el término Mercado Libre se usa como sinónimo de la política capitalista Laissez-Faire , en la que la competencia no tiene obstáculos y todas las transacciones son de carácter privado.

Sin embargo, podemos usar este término con un significado un poco más amplio, para referirnos a un mercado en el que las actividades son voluntarias, sin coerción. En este sentido, tanto el capitalista Laissez-Faire como el socialismo voluntario son ejemplos de mercado libre, aunque el segundo no tiene un carácter privado.

Cómo funciona el mercado libre

En teoría, en un mercado libre, no hay control y las regulaciones son mínimas. Las compañías compiten ampliamente entre sí, lo que lleva a dos resultados importantes: innovación tecnológica acelerada y precios reducidos. Esto es necesario para atraer la preferencia de los consumidores, que pueden elegir cualquier proveedor.

Es importante mencionar que, en opinión de Mises, el Mercado Libre permite la asignación racional de capital, a través del sistema de precios autorregulado. En otras palabras, los precios alcanzan una posición óptima sin intervención, a través de una amplia competencia; con eso, el capital se distribuye de la manera más apropiada en la economía.

Además de elegir proveedores, los consumidores también determinan qué y cuánto quieren comprar. Esta demanda, entonces, define cuál será la oferta de productos y servicios, y puede conducir a la aparición o desaparición de segmentos enteros del mercado.

Limitaciones del mercado libre

Las limitaciones más comunes al mercado libre surgen de las actividades políticas. Entre ellos están:

  • La prohibición de comerciar ciertos productos y servicios;
  • Impuestos;
  • Las regulaciones para operar en algunos segmentos;
  • La fijación de precios o parámetros para la fijación de precios;
  • Competencia con los servicios públicos;
  • Las normas que rigen las relaciones laborales.

Estas limitaciones a menudo se justifican como soluciones para proteger a los grupos de bajos ingresos (consumidores, empleados) y para evitar ventajas competitivas desleales.

A menudo, la forma de superar estas limitaciones es a través del lobby . Cuando simplemente se violan las limitaciones, tenemos un mercado negro.

Índices de mercado libre

Como ya se mencionó, no existe una economía de libre mercado pura, pero hay diferentes grados de libertad. Para medir estos grados, se crearon índices específicos:

  • Índice de libertad económica de la Fundación Heritage
  • Índice de libertad económica del mundo del Instituto Fraser
  • Índice de Libertad Económica de América del Norte del Instituto Fraser

Evalúan, entre otros elementos, la seguridad de los derechos de propiedad, el peso de la regulación y la apertura de los mercados financieros en un país determinado.

Mercado libre y mercado financiero

En un país donde rige el mercado libre, el mercado financiero desempeña un papel importante para facilitar el desempeño de los consumidores y proveedores. Permite obtener los recursos necesarios para comprar o producir, sin la necesidad de subsidios gubernamentales.