Responsabilidad fiscal: comprender el concepto y saber cómo se forma

Que es la obligación tributaria

En derecho, una obligación proviene de la relación jurídica en la que existe una imposición a un agente deudor, quien debe cumplir algo con otro agente acreedor. Lo mismo ocurre con la obligación tributaria.

Esta obligación surge de situaciones en las que el contribuyente se convierte en deudor del Estado, acreedor del impuesto definido. Este evento se conoce como evento desencadenante.

En esta relación, el contribuyente es conocido como sujeto pasivo, mientras que el Estado es el sujeto activo, considerando también a la administración tributaria como un intermediario.

Cómo se forma la obligación tributaria

Para ser creados y puestos en práctica, los impuestos se basan en sus leyes. Cada uno de ellos describe todas sus características que lo convierten en un homenaje.

Con la ley, el impuesto nace de forma abstracta, presentando la condición para su cobro, conocida como “hipótesis de incidencia”. La obligación se hace efectiva cuando se produce el hecho imponible, es decir, cuando se materializa la situación prevista en la ley.

Por ejemplo, la incidencia del impuesto sobre la renta se da con la adquisición de la disponibilidad económica o legal de ingresos y utilidades de cualquier naturaleza. Por tanto, la retribución del trabajo es un hecho imponible que puede dar lugar a la recaudación del impuesto.

A partir de la situación realizada por el hecho imponible, el impuesto se cobra después de su “lanzamiento”. Esto ocurre cuando la autoridad administrativa verifica su ocurrencia y define el crédito que existe sobre el sujeto pasivo.

Tipos de obligaciones tributarias

La obligación tributaria se divide entre principal y accesoria de acuerdo con el art. 113 del Código Fiscal Nacional.

Pasivo fiscal principal

Con la ocurrencia del hecho imponible, se caracteriza la obligación principal, con el objeto de pagar el impuesto al Estado. Se sabe que es la parte pecuniaria de esta obligación.

Por tanto, y de forma sencilla, la obligación principal está relacionada con el compromiso de pagar el impuesto una vez creado el crédito, y se extingue tras su liquidación.

Responsabilidad fiscal complementaria

La obligación accesoria es diferente de la mencionada anteriormente en que no está relacionada con su contenido monetario: el dinero a entregar.

En este caso, se relaciona con los beneficios obligatorios para que ocurra la recaudación, desde el contribuyente hasta el Estado. Estos beneficios pueden ser positivos o negativos: qué hacer y qué no hacer, respectivamente.

Algunos ejemplos de lo que debe hacer el contribuyente son: emitir facturas, brindar información a las autoridades, declarar impuestos adeudados, entre otros. No perturbar la inspección es un ejemplo de lo que no se debe hacer.

Hecho imponible en la obligación tributaria

El hecho imponible es un concepto presente en distintas áreas del derecho. En el campo de impuestos configura las situaciones en las que se puede cobrar el impuesto.

Es el evento que, cuando lo practica el contribuyente, genera la obligación de pagar el impuesto y proveer lo que sea necesario.

Por ejemplo, en un impuesto a la importación, la obligación se origina con el ingreso de la mercadería al territorio nacional. En un impuesto a la exportación, el hecho imponible son las mercancías que se envían al exterior.