Gestión de la información

¿Qué es la gestión de la información?

La gestión de la información es un área dedicada a la gestión y administración de los datos generados por una empresa. Estos datos pueden variar desde información financiera, como ventas, hasta problemas de comportamiento y rutinas de oficina.

Con la aparición de conceptos como big data (un término utilizado para trabajos que utilizan un gran volumen de datos), la gestión adecuada de la información se ha convertido en indispensable. El análisis eficiente de estos datos es un diferencial competitivo y tiene como objetivo mejorar el rendimiento de la empresa en varios frentes.

Las funciones de un administrador de información incluyen recopilar, almacenar, clasificar, procesar y distribuir datos. Identifica las necesidades de información en la empresa, mapea estos datos, observando el flujo. También debe establecer y organizar una cultura organizacional con respecto al intercambio de archivos y materiales, haciendo que el proceso sea más eficiente.

La gestión de la información hace un buen uso de las tecnologías de la información para extraer de estos sistemas y herramientas la mejor forma de comunicación y organización para la empresa.

La gestión de la información no se limita al entorno digital. La carrera del administrador de información puede ser una función complementaria al trabajo del profesional de la biblioteca, ya que se trata de datos físicos o digitales a tratar.

Gestión de la tecnología de la información

La gestión de la tecnología de la información está directamente relacionada con la implementación de sistemas informáticos, administración de redes y seguridad de bases de datos.

Es un trabajo complementario a la gestión de la información, pero no deben confundirse entre sí. Porque la gestión de la información es una noción más amplia, vinculada a un conjunto de estrategias para organizar la información en bruto, que incluye el objeto de la tecnología de la información.

Gestión de la información y el conocimiento.

La diferencia esencial entre la gestión de la información y la gestión del conocimiento es el objeto a gestionar. En el caso de la gestión de la información, es el conocimiento explícito que se debe organizar. Es decir, datos, documentos, lo que circula en flujos formales. La gestión del conocimiento se trata de flujos informales, es el conocimiento tácito, que se trata en las reuniones, explicado por la cultura institucional, los valores y las experiencias prácticas.

Algunas empresas ya son conscientes de la necesidad de gestionar ambas, en un conjunto de tácticas y estrategias que luego se denomina gestión de la información y el conocimiento.